“Si ese bolso que tienes en el armario te hace sonreír, valen más de lo que cuestan”